A balón parado

¿Alguien cree de verdad que Trump es una amenaza al mundo del deporte?

¿En qué va a afectar o a beneficiar al mundo del deporte la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos?

En nada.

Como tampoco hubiera impactado ni negativa ni positivamente en este mundo si al final quien hubiera ganado la elección del pasado martes 8, fuera la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton.

Entiendo que cada deportista que está empleado en alguna de las muy variadas y estupendas ligas profesionales de los Estados Unidos tuvo o tiene una posición ante el temible fenómeno que caracterizó y caracteriza Trump. Por ejemplo, el mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady, quien en su momento le expresó su apoyo y ahora prefiere mantenerse al margen o sin hacer declaraciones sobre el asunto.

Nadie, hablando de las grandes figuras del beisbol, futbol americano o el basquetbol, estuvo al margen de esta elección. Pero ninguno de ellos podrá decir que su trabajo sufrirá alteraciones que no tengan que ver con variables económicas tradicionales.

Tampoco lo podrán decir los propietarios de los equipos o los directivos de cada Liga. Aquí no se emplean deportistas sin papeles que puedan ser sujetos de una deportación o víctimas de una política migratoria restrictiva y cerrada.

Tampoco veo afectación alguna en los programas de reclutamiento universitario que es de donde se nutre el deporte profesional de este país.

Pero olvidémonos un poco de la NFL, MLB, NBA, MLS y demás poderosas organizaciones de este tipo. Pensemos en la selección mexicana de futbol y el lucrativo negocio que ha enraizado ya de jugar partidos “amistosos” o “moleros” en estadios de ciudades estadunidenses. ¿Esto está en riesgo? ¿Debería la Federación Mexicana de Futbol dar un paso al frente en este punto? ¿En qué sentido? ¿Hay razones o argumentos, desde una perspectiva de negocio, como para dirigir la estrategia comercial hacia otro lado?

Sobre esto hablaremos mañana. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo