A balón parado

¿Quién dará el siguiente portazo?

Es muy cierto que el de Brasil es un Mundial de futbol casi irrepetible. No imagino, pero ni tantito, en Rusia 2018 o en Qatar 2022 la llegada de miles de fanáticos chilenos, argentinos, colombianos y uruguayos como ha sucedido aquí.

La gran mayoría de ellos aparecen en este país por la relativa cercanía entre cualquiera de las 12 ciudades sedes y sus puntos de origen. Viajes largos, pero que se pueden hacer por carretera o en avión a un costo económico si se reservó con tiempo el traslado.

Pero el hecho de que este fenómeno, que ha dado lugar a la presencia masiva de miles de fervorosos hinchas de los países citados, dispuestos a hacerse presentes no sólo en las ciudades, sino en los ingresos a los estadios pese a no contar con un boleto de acceso, no debería de ser visto con ligereza por parte de la FIFA ni del Comité Organizador.

El lunes pasado el reconocido diario Folha de Sao Paulo reveló que un día antes, en la jornada que inauguró la actividad en el Maracaná, se registró un “portazo” de una treintena de hinchas argentinos. La policía logró atrapar a nueve, pero los otros 21 se colaron a las tribunas sin poder ser identificados.

El Comité Organizador sin embargo negó lo publicado por el periódico. Al día siguiente, el Folha citó un documento interno del comité en el que reconocía que la seguridad había fallado y concluía que debería de reforzarse ésta en las puertas e impedir que aficionados que no tuvieran boletos se acercaran a las puertas del estadio.

Pero evidentemente no hicieron nada pues al juego siguiente en el Maracaná los que dieron portazo con difusión mundial fueron 150 hinchas chilenos, que se metieron a la sala de prensa malamente pensando que por ahí ingresarían al estadio.

Lo único que queda por hacer, aunque suene un tanto miserable, es impedir que aficionados sin boletos se acerquen a los estadios. Y la otra, exigir a la policía identificar y detener a muchos barras bravas que han venido a delinquir. De eso les cuento mañana. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo