A balón parado

Los cuentos chinos sobre el precio de Raúl Jiménez

Pero con qué facilidad nos entregamos a veces a difundir cifras fantasiosas o de plano falsas en el mundo del futbol. ¿O alguien puede documentar de dónde fregados salió el cuento de que un equipo de la Liga china pretendía comprar a Raúl Jiménez, el delantero mexicano que juega para el Benfica, en 50 millones de euros?

La realidad se impuso. Ningún equipo chino concretó ni ésta ni alguna otra oferta por el ex jugador del América.

Del entorno de Jiménez salieron con el cuento de que el jugador rechazó el ofrecimiento, que no le interesó dejar la Liga portuguesa por una oferta de una Liga tan remota como poco atractiva. Ajá.

De quienes desde China especularon con esta posible transferencia se mandó decir que el pase no se concretó por la limitante que el gobierno de esta nación impuso a la Liga, consistente en no poder registrar a más de tres extranjeros.

No dudo que Jiménez pudiera haber llamado la atención de la Liga china. Se trata de un delantero con mucho potencial. Todavía muy joven, además.

De lo que dudo con absoluta frontalidad es que Jiménez esté cotizado en 50 millones de euros. Lo he dicho ya muchas veces en conversaciones con colegas y amigos: pues si son chinos, no son tontos.

¿De dónde Jiménez, que no es titular indiscutible con su equipo, que no es titular con la selección nacional, que no ha sido goleador de ninguna Liga (estuvo en la mexicana, española y ahora la portuguesa), va a cotizarse tan alto?

Con el real potencial económico de la Liga china muchos han especulado y sacado partido. Muchos promotores, muchos propietarios de cartas de transferencia. Hay que darse cuenta de ello.

Hay que recordar un principio básico: el buen periodismo se hace con fuentes concretas, con datos que tengan un asidero real y no especulativo. ¿De dónde insisto salen las cifras que con tanta facilidad se manejan? Nada de la Liga china, creo, ha publicado FootballLeaks.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo