A balón parado

Cristiano, Messi, Federer, Tom Brady, qué privilegio

No sé si todo periodista, anclado a los acontecimientos de su tiempo, considere la época que le toca relatar como la más interesante de todos los tiempos, con personajes exitosos que marcan toda una época.

Habría que documentar cada temática de las varias que componen nuestro ejercicio. Y sacar conclusiones… Pero en deportes, sin duda que quienes nos dedicamos a informar y a analizar, seguro sí estamos ante una época dorada.

En el futbol, de entrada, con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Una batalla que vive su clímax. No han dejado espacio para nadie más en los últimos 10 años.

En el tenis varonil nos ha tocado ser testigos y narradores de la obra de dos verdaderos monstruos: Roger Federer y Rafael Nadal. Quizá el próximo fin de semana uno de los dos obtenga un nuevo título de Grand Slam, pues en el Open de Australia han presentado una renovada fortaleza. Además, tanto Novak Djokovic como Andy Murray, sus rivales más fuertes, quedaron ya eliminados.

No podemos tampoco olvidar a Serena Williams, quien en el tenis femenil es la atleta más ganadora, con la posibilidad también de coronarse otra vez en el mismo Australian Open.

Pero no hay un atleta y un entrenador más dominantes en el futbol americano que Tom Brady y Bill Belichick. Con sus Patriotas de Nueva Inglaterra están instalados ya en un nuevo SuperBowl. Si le ganan a los Halcones de Atlanta será su quinto título para ambos.

Siéntase usted también como espectador un verdadero privilegiado de tener la fortuna de estar contemplando lo que hacen estos grandes personajes. Van a pasar muchos, pero muchos años para que alguien más los pueda igualar. Lo que han hecho no son marcas sencillas, ni números a los que alguno de los que los preceden puedan llegar.

No tiene nada que ver la trascendencia de estos atletas, con esta sobre exposición mediática generada por tecnologías increíbles, tan común en nuestros tiempos. Son verdaderos héroes, de carne y hueso. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo