A balón parado

Atletismo ya… ¿Quién sigue?

El presidente de la Federación Mexicana de Atletismo, Antonio Lozano, salió o saldrá pronto en libertad bajo caución. No es un delito considerado grave el que se le imputa. Tuvo o tendrá que garantizar mediante fianza, la suma que le reclama la Conade como presunto desfalco: casi 5 millones de pesos.

No está al nivel de algunos ex gobernadores el presunto acto de corrupción que se le imputa a Lozano, pero desparecer o desviar dinero del presupuesto federal, en el mundo de las federaciones deportivas, debe ser considerado un hecho grave.

Vamos a ver en qué termina este caso judicial. Desde la Conade aseguran que hay causa sobrada y confían en que habrá un castigo que resultará ejemplar. Pero también se enfrentan al fantasma de la ineficacia a la hora de documentar satisfactoriamente los expedientes judiciales.

Si Lozano termina declarado culpable, eso sí, el mensaje de Castillo va a resultar contundente. Hoy ya impera el temor en muchos de los presidentes de federación que han sido cuestionados por el funcionario gubernamental en los últimos meses.

“Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”… aplica ya este refrán.

Lo importante es que la cultura de la comprobación debida de los gastos y ejercicio presupuestal se imponga. No tiene por qué resultar un hecho imposible.

Ojalá no venga una embestida de las Asociaciones estatales de atletismo en defensa irredenta de Lozano. Cuando menos que esperen. Tampoco caería nada bien que la Federación Internacional de Atletismo se sintiera agredida por esta “intervención gubernamental”… Y entonces que flojera regresar al escenario de las amenazas y vetos y boicots.

Supongo que ahora en la Conade lo que sigue en esta lucha es presionar para que se ejerzan órdenes de presentación y/o aprehensión sobre otros personajes. El presidente de la Federación de Tiro con Arco, el presidente de la Federación de Boxeo… Nombres que salen de forma lógica por lo planteado o denunciado por Alfredo Castillo hace ya varios meses. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo