A balón parado

Chivas dejó de ser un equipo comparsa

Las Chivas que tan bien dirige Matías Almeyda van a estar en la Liguilla. Los 25 puntos que ahora tienen, a falta de tres partidos para que termine la fase regular del campeonato, así lo dictamina.

¿Qué tantas posibilidades tiene este equipo, recién coronado con la Copa Mx, de quedarse con el campeonato de Liga?

¿De verdad, los rojiblancos son los favoritos para sustituir a los Tigres en el sitio de honor?

Chivas es un equipo evidentemente competitivo, pero no es superior a varios que se perfilan para ser contendientes en este minitorneo siempre tan dramático y atractivo. Harían muy mal todos los que lo integran, empezando por sus dos principales directivos, en considerarse o asumirse como los favoritos.

Chivas tiene un buen equipo, bien armado. Con dos muy buenos porteros, con defensas centrales solidos y laterales ofensivos que además marcan muy bien... Una media cancha que aporta en defensa y en ataque. Y lo más importante, después de muchos años, a una delantera que se muestra contundente.

Pero las Chivas tienen enfrente a equipos también muy solidos. Los Xolos de Tijuana no serán el flan que fueron en la Liguilla pasada; los Rayados del Monterrey han adquirido también más fuerza... El América y los Tigres vienen cerrando fuerte... Y el Pachuca y el Toluca pueden eliminar también a cualquiera.

¿Es mejor Chivas que estos equipos? Nadie podría decir que sí. La mayoría concluirían que están muy parejos. Y cuando los equipos contendientes están tan equilibrados lo mejor es no construir expectativas tan grandes.

¿Qué hay espacio para la ilusión? Sin duda. Chivas se ha armado bien y eso también ha sido mérito de Jorge Vergara y hasta de José Luis Higuera, con todo y sus polémicas y pleitos.

Lo que sí es que Chivas no será un comparsa en esa liguilla, convinamos todo. Y esto hay que celebrarlo. En algún momento pensé que esto no volvería a ser posible.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo