A balón parado

Momento de no esperar nada decisivo del "Chicharito"

En un análisis frío, de esos que no se acostumbran en el futbol, el Atlético de Madrid es sustancialmente un mucho mejor equipo que el Bayer Leverkusen.

Pero no tanto como para meterle, de visitante, cuatro goles a los alemanes, donde actúa como centro delantero el mexicano Javier Chicharito Hernández.

Tampoco el Atlético de Madrid es un equipo tan poderoso como para que a nuestro compatriota no se le pueda exigir un rol mucho más decisivo del que protagonizó ayer.

Y este es el tema de esta columna. ¿No es momento de que Chicharito, el consentido Chicharito, demuestre que está hecho para los grandes duelos?

Su paso por el Manchester United y luego por el Real Madrid permite, le da derecho a una afición como la del Leverkusen, de reclamarle esto.

Y sus críticos tienen también que centrarse en esto. El Leverkusen no es tan poderoso como el Atlético de Madrid, pero tampoco es tan mal equipo, sobre todo a la ofensiva.

Creo que es momento de centrar una visión sobre Javier Hernández. Llegó ya a su tope. Se trata de un delantero sumamente irregular, poco o nada confiable y con un papel realmente penoso en los partidos importantes de sus equipos.

Lo que mejor se recuerda, y se recordará de él, es un gol con el Real Madrid que eliminó en la Champions, cuando le tocó jugar de merengue, precisamente a su gran rival de la capital española.

Con el United nada…Con el Leverkusen parece que tampoco pues el partido de vuelta contra el Atlético que se jugará en Madrid está más que resuelto… Aunque Chicharito llegara a brillar más de lo presupuestado, difícilmente le alcanzará para ser ese elemento decisivo.

¿Y qué ha hecho Hernández con la selección mexicana de futbol? Meter goles en partidos intrascendentes. Cuando han llegado los juegos decisivos, el último ante los chilenos en la Copa América Centenario, todos sabemos el desastre que ha ocurrido.

Pero bueno, no discuto la visión de los optimistas que seguramente reclamarán que mientras siga activo, algo bueno podrá hacer.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo