A balón parado

Un cero a cero a favor de Cruz Azul

Pese al cero a cero con el que terminó el partido de ida de la Final de la Concachampions, bien puede decirse que el encuentro que dieron Cruz Azul y Toluca, en el Estadio Azul, fue bueno y en una de esas hasta muy bueno.

Cualquiera de los dos que gane la semana próxima en La Bombonera de la capital del Estado de México será un buen campeón.

Anoche en el Distrito Federal se registró un aguacero justo media hora antes de que arrancara el juego y la lluvia, presente durante prácticamente todo el partido, terminó por afectar a los dos equipos. Aún más meritorio el juego que tuvo en los porteros Guillermo Allison y Alfredo Talavera, sobre todo a este último, como los héroes de cada equipo.

Los dirigidos por Luis Fernando Tena supieron suplir de forma perfecta las dos ausencias obligadas, la del portero Jesús Corona y la del defensor central Luis Amaranto Perea. El ya citado Allison se comportó con gran personalidad y eficacia. Y el argentino-mexicano Federico Loeschbor, que juega para el Cruz Azul Hidalgo de la Liga de Ascenso (pero que fue registrado para la Concachampions), fue sobrio, fuerte y efectivo al lado de otro destacado durante los 90 minutos, Julio César Domínguez.

Lo importante para los seguidores cruzazulinos, que son los más urgidos de quitarse el estigma de subcampeonísimo, es que las posibilidades de coronarse están intactas. Tienen con qué los cementeros. Están bien dirigidos y cuentan con muy buenas variantes.

Tena arrancó con Mauro Formica, Mariano Pavone y Joao Rojas, junto a Marco Fabián como atacantes… En el segundo tiempo hizo ingresar a Christian Giménez, Achille Emaná y Pablo Barrera también con el ex Chiva como acompañante. Vaya variantes.

Tendrá la ventaja La Máquina del gol de visitante, en caso de un empate que no sea otro cero a cero, el Cruz Azul volverá a ser campeón.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo