A balón parado

Aquel, el mejor equipo de Osorio

No hay mejor referente de un equipo competitivo armado por Juan Carlos Osorio, que el que planteó el pasado 10 de noviembre en Bruselas, cuando el representativo nacional enfrentó a su similar de Bélgica.

Es la mejor expresión futbolística, la que mejores expectativas causó respecto a la participación en el Mundial de Rusia.

¿Cuál fue la alineación con la que salió Osorio aquella noche europea?

La siguiente: Guillermo Ochoa, en la portería. Héctor Moreno y Néstor Araujo, como centrales. Carlos Salcedo, como lateral derecho y Miguel Layún, por la izquierda.

En la media cancha: Diego Reyes, Andrés Guardado y Héctor Herrera.

En ataque: Carlos Vela, Javier Hernández e Hirving Lozano.

Este 11 titular está al alcance de Osorio para estos dos partidos de preparación que se pactaron en la Fecha FIFA.

En ese juego, que terminó empatado a tres goles, Hirving Lozano tuvo una participación destacadísima.

Los cambios que ordenó el entrenador de origen colombiano fueron Jürgen Damm por Andrés Guardado; Raúl Jiménez, por Javier Hernández; Giovani dos Santos, por Carlos Vela; Javier Aquino, por Hirving Lozano… Por Diego Reyes, entró Edson Álvarez y luego por éste, Jonathan dos Santos.

En el Mundial, Osorio solo podrá realizar tres cambios. No está de más tener esto presente.

Se quedaron en la banca, sin ver acción: Oribe Peralta, Hugo Ayala, Rodolfo Cota, Jesús Gallardo, Jesús Corona y César Montes.

El señor Osorio está atrapado por éxito que obtuvo la formación titular que utilizó contra la poderosa selección de Bélgica. No tiene demasiado más para donde hacerse.

Esto implica que tendrá que dedicarse a pulir dos evidentes adaptaciones: la de Diego Reyes como medio centro o contención, con sus particulares coberturas en la defensa central… Y la de Salcedo, como lateral derecho, cuando todo mundo lo identifica como central. O de pronto nos sorprende a jugadores que dominan de forma natural estas posiciones. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo