A balón parado

Siete croatas suplentes no bastaron

En partidos y ante rivales serios nomás no se puede.

Jugaron de arranque anoche contra Croacia, siete supuestos titulares en el equipo de Juan Carlos Osorio. A saber de los entendidos: Guillermo Ochoa, Néstor Araujo, Héctor Moreno, Andrés Guardado, Javier Hernández, Hirving Lozano y Carlos Vela.

El portero, dos centrales, un mediocampista y tres atacantes.

Pronto, por desgracia, tuvo que abandonar la cancha por una lesión en su rodilla izquierda Néstor Araujo. Pero quien lo sustituyó, el espigado Diego Reyes, perfectamente por experiencia y calidad de juego, podría estar siempre en el once inicial, al grado de que nadie duda que estará en la lista de 23 para el Mundial.

Y el equipo se vio desbordado por una selección de Croacia a la que le faltaron siete jugadores titulares. O ese es el dato si uno toma como referencia el equipo croata que en el repechaje clasificatorio a Rusia, le metió 4-1 al representativo de Grecia. Aquella noche salieron con: Daniel Subasic, en la portería; Sime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida e Ivan Strinic, en la defensa; en la media: Marcelo Brozovic, Ivan Rakitic, Andrej Kramaric y Luka Modric; en la delantera: Ivan Perisic y Nikola Kalinic…

Contra el equipo mexicano anoche en Dallas salieron de inicio respecto a esta formación, solo: Vrsaljko y Vida (defensas), Rakitic (mediocentro) y Kramaric (delantero)… También anoche jugó Kovacic, del Real Madrid, donde apenas tiene minutos y que con su selección, sobre todo por lesiones continúas, no es titular.

¿Qué hubiera pasado con la selección mexicana si los croatas hubieran jugado con sus 11 titulares? Empezando por Luka Modric, siguiendo con Mandzukic, Perisic, Brozovic...

En el segundo tiempo, Osorio intentó corregir el deficiente comportamiento de sus dirigidos en la defensa y media cancha, sacando a Pizarro, Govea y Reyes, por quienes entraron Miguel Layún, Jesús Molina y Carlos Salcedo. Con ellos en la cancha vino el penal que bien cobrado por Rakitic marcó la diferencia. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo