A balón parado

Osorio hace lo que quiere

Estas son las cosas que no se entienden de Juan Carlos Osorio. El fin de semana pasado se lesionaron tres de los 28 jugadores que convocó para enfrentar los dos partidos de preparación en esta fecha FIFA, la última calendarizada antes de la inauguración del Mundial. No podrán estar ni Jürgen Damm, ni Jonathan dos Santos, ni Javier Aquino.

Dos mediocampistas y un delantero. ¿Qué decidió Osorio una vez que tuvo la conformación de estas ausencias? Llamar a un defensa, en este caso Oswaldo Alanís, de las Chivas.

¿Cómo? ¿Para? ¿Por qué?

Sólo el entrenador de origen colombiano lo sabe. En esta convocatoria, Osorio tiene llamados ya a 8 defensores. A saber: Edson Álvarez, Néstor Araujo. Hugo Ayala, Diego Reyes, Carlos Salcedo, Miguel Layún, Jesús Gallardo (que en los Pumas juega de volante pero para Osorio es defensa lateral)…

¿De qué va entonces llamar a un defensor central más?

¿Por qué no llamó a tres jugadores de similares características e igual posición en la cancha que Damm, Dos Santos y Aquino?

¿Quién le pone un poco de orden y de coherencia al entrenador? ¿O la explicación es la de que sólo quería ver a estos tres y si no se pudo entonces prefiere ver a otro? Lo que sea, suena muy raro.

Para mí esto ratifica el que Osorio no tiene contrapesos en el equipo de trabajo que conforma la selección nacional. Hace lo que se le da la gana. Ni el presidente de la Federación Mexicana de Futbol (todavía Decio de María), ni el secretario general de este organismo (todavía Guillermo Cantú), ni Dennis te Kloese o Gerardo Torrado, funcionarios por debajo de los dos primeros. Ninguno de estos cuatro quiere o sabe cómo hacerle observaciones de carácter futbolístico, regidas por la lógica. Ni los tiempos que se viven en el futbol tienden a generar este tipo de poderes omnímodos. Ni Osorio era un entrenador con ese perfil. Se supone que de lo que se trataba era de establecer un proyecto regido por conceptos, no por decisiones unipersonales.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo