A balón parado

Los candados que le hacen falta al deporte profesional

Algo está pasando con el deporte profesional en México que debe de atenderse al mismo tiempo que consolidarse. Y no es otra cosa que el rechazo a la inversión o propiedad gubernamental de clubes o franquicias de Ligas de futbol, beisbol y basquetbol.

Al menos la Liga Nacional de Baloncesto Profesional que preside el regiomontano Sergio Gánem ha establecido un requisito de este tipo para todos aquellos interesados en adquirir un equipo en esta competición: no se acepta la inversión gubernamental.

Hacen muy bien. No quieren que les vuelva a pasar lo que vivieron con los Pioneros de Cancún, el último equipo campeón y en el que tuvo un rol fundamental el gobierno que encabeza Roberto Borge. Resulta que ante el debilitamiento de la gestión de este mandatario, derrotado hace unos meses el candidato de su partido en las urnas, literalmente abandonó el amor y la festiva afición que le tuvo a este conjunto.

El resultado: los Pioneros desaparecieron, no van a jugar el campeonato que arranca este viernes.

Algo así deberían de hacer en la Liga Mexicana de Beisbol. Estar sometido a los vaivenes sexenales o a políticas cuestionables de inversión, no otorga ningún beneficio a largo plazo y solo plantea un asunto irreal.

En el caso de la Liga Mx del futbol tiene pendiente averiguar de dónde viene el respaldo a cuando menos dos equipos: los Tiburones Rojos del Veracruz y los Jaguares de Chiapas. Se sabe que los gobiernos locales han dispuesto una buena cantidad de recursos, sean en especie o en dinero fresco para que éstos se mantengan activos.

¿No es el momento de que los restantes dueños de equipos de esta Liga establezcan un reglamento que impida que dinero público ingrese así sea como socio, fortaleciendo de momento, pero al final sentenciando a estos clubes?

Lo que está viviendo ya el Veracruz, con un propietario que ligó abiertamente a su equipo con los intereses del PRI, debería de darles pena y llevar a establecer estos candados.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo