A balón parado

El caprichoso nuevo calendario de la Liga Mx

Se presentó ya el calendario de partidos del próximo torneo del futbol mexicano, éste que arrancará el próximo 15 de julio.

Habrá varios cambios. Las Chivas y el América jugarán los sábados por la noche. Pumas y Cruz Azul sostienen su horario habitual, domingo a las 12 y sábado a las 17 horas, respectivamente.

Pero otros más, como el Atlas o el Querétaro, hicieron ajustes.

No le resultó nada sencillo a los directivos de la Liga Mx ordenar el calendario de juegos. Todos los equipos, de la mano de sus televisoras, pretendían cambios para mejorar sus ingresos y su audiencia.

Algunos, como el Atlas, se toparon con la franca oposición de sectores influyentes de sus barras, que a través de redes sociales y medios convencionales expresaron su desacuerdo y de alguna manera provocaron que la idea original de la directiva se cambiara.

Entiendo la posición de casi todas las partes. Y me imagino lo difícil que debió haber resultado conciliar intereses para los directivos de la Liga encargados de esto. Las presiones que habrá recibido Enrique Bonilla.

Pero el tema lo rescato para destacar la debilidad de la Liga en este esquema en el que las televisoras son las que gobiernan. En competiciones más atractivas, como la española o inglesa, es un grupo de profesionales empleados por la Liga los que deciden los horarios.

Esto realmente garantiza que sectores como el comercial y el de las audiencias puedan ser potenciados. Aquí se antoja a que cada quien funciona a partir de caprichos, de retos al otro. No hay un concepto que rija para cuidar, por ejemplo, el bien común, que incluye al de los espectadores.

Hay miles de aficionados que cada fin de semana se plantean, aunque usted no lo crea, ver todos los partidos. Y este calendario, y el del torneo pasado, no privilegian precisamente esto. Por el contrario, le generan conflicto al telespectador.

Esto debe acabarse. Por el beneficio de todos.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo