A balón parado

Los buenos números… y los pendientes de la Liga Mx

La Liga Mx funciona en indicadores sensibles. Así lo demuestran estudios que se basan en datos precisos. Los partidos de la Primera División del futbol mexicano generan, cada torneo, audiencias muy atractivas tanto en televisión abierta como en restringida. Pero también cada vez más personas acuden a las tribunas de los estadios.

Reconozco y celebro como periodista y como aficionado estos avances. Ineludiblemente señalan que hay cosas que se están haciendo bien o muy bien. Venimos de un torneo, en el que se coronaron los Tigres, realmente espectacular. Y este, que está a punto de entrar en su fase final, no se ha quedado muy lejos del otro.

En la Liga Mx hay muchos goles y hay grandes goles. Hay lances espectaculares de los porteros, exhibiciones de talento en todas las líneas… Eso la gente que ve los partidos, en televisión o en directo, lo aprecia. Que hay también chambonadas, errores tontos, jugadores que no corren, es también cierto.

Como quiera que sea no tengo ningún problema en concluir que hay un escenario con más campos positivos que negativos.

Me da gusto escuchar a Enrique Bonilla, presidente de la Liga Mx. Es un tipo muy serio, sereno y, sobre todo muy trabajador y profesional. Pero me da más gusto escuchar a este mismo hombre cuando reconoce que hay temas pendientes. Algunos de ellos elevados a la categoría de retos.

El de la violencia, que muy a menudo se hace presente en las tribunas de los estadios, es uno de ellos. Por más que se han tomado medidas e inyectado recursos, no se puede hablar de que se esté ganando esa batalla.

¿Qué otros pendientes existen? Contar con un mejor arbitraje, lograr que se respete el reglamento en todos los casos, pero sobre todo, conseguir que esos buenos números se reflejen en una mejor economía para cada uno de los dueños de los 18 equipos de Primera y los otros tantos del Ascenso.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo