A balón parado

El mejor momento del beisbol

Ojalá ganen hoy los Dodgers. Y no es que sea yo un fiel seguidor del equipo de Los Ángeles. Lo digo y lo deseo para que la Serie Mundial se prolongue hasta el séptimo partido, que se jugaría en la ciudad californiana mañana por la tarde-noche.

Y es que el nivel que tanto los Dodgers, como los Astros de Houston han exhibido en este enfrentamiento por convertirse en el mejor equipo de la Major League Baseball es sencillamente fabuloso.

Hasta ahora llevamos cinco partidos muy pero muy atractivos, en todos los registros posibles. Con ofensivas desatadas, como el domingo en la noche; con duelos de pitcheo dominante, como el del sábado pasado en el que hasta la novena entrada llegaron empatados a uno; o con acciones defensivas de una calidad única… Errores también, por supuesto, pero de inmediato resarcidos, con un coraje notable, como el del jardinero George Springer, de los Astros, quien respondió con un home run a una falla de fildeo.

En fin, destaco por encima de todo, el compromiso de todos los actores para dar un gran espectáculo. Ha sido una Serie Mundial que reivindica este gran deporte.

No es necesario que el beisbol crezca en Estados Unidos. Literalmente es el rey de los deportes. Pero creo que por lo que se ha podido vivir en México, esta gran serie final servirá para impulsar, aunque sea poquito el interés que se mantiene en el país por el beisbol.

He escrito desde hace varios años ya en este espacio, que este deporte mantiene una agradable muy buena salud. Con una Liga, como la de verano, con una gran cantidad de aficionados en las tribunas durante toda la temporada y con una difusión en medios también creciente. Una Liga de invierno también muy llamativa y agradable. Y lo que es más importante: fuerzas básicas vivas, muchos niños interesados en practicar este deporte.

Vienen cosas muy buenas en los próximos meses, como la serie que jugarán en Monterrey el año que entras dos grandes equipos de las Grandes Ligas. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo