A balón parado

El principal error de Ares de Parga

La crítica situación de los Pumas en la tabla de clasificación hace indefendible no solo al presidente del equipo, Rodrigo Ares de Parga, sino a cualquier integrante de este plantel.

Es natural sin embargo que las críticas de propios y extraños se centren en el directivo. Él es el que ha tomado las decisiones que marcaron el proyecto deportivo del primer equipo. Él decidió contratar a un entrenador inexperto como Francisco Palencia. Él ha reacomodado a cualquier otro directivo en renglones como fuerzas básicas o la dirección deportiva. Y también a los refuerzos.

Conociéndolo un poquito ya hablará y responderá Rodrigo Ares de Parga a las críticas que vienen carcomiendo su imagen, sobre todo las que le ha lanzado Arturo Elías Ayub.

Y no creo que esa respuesta se limite a la aceptación de la renuncia del argentino Sergio Egea, a quien trasladó de la dirección deportiva a la dirección técnica tras el despido de Palencia.

Que los resultados que ha dado Pumas esta temporada son desastrosos eso es contundente. El equipo se sitúa, tras 11 de 17 partidos jugados, en el fondo de la tabla. 2 partidos ganados, 1 empate y 8 derrotas. 9 goles a favor y 18 en contra.

Que de seguir así van a estar pronto metidos en serios líos de descenso es también irrefutable.

Por supuesto que los Pumas viven una situación crítica y que está justificado el sentido de gravedad con el que todos quienes quieren a este equipo están manifestándose.

Pero que esta situación, sobre todo cuando se revisan las finanzas que dan soporte a este gran club del futbol mexicano, las haya provocado o generado Ares de Parga, no estoy de acuerdo.

Quizá el principal error de Rodrigo ha sido no advertirle a tiempo a todos los seguidores auriazules que la situación económica de los Pumas es raquítica y tremendamente limitante. Y no por cosas que haya hecho o dejado de hacer Ares de Parga.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo