A balón parado

En medio de los aplausos, el inexplicable permiso a "Rafa" y "Chicharito"

Seguramente la extensión de los festejos por el pase a la Copa Confederaciones obtenido el pasado sábado por la noche, a más de alguno haga que este tipo de noticias les pase de noche.

Pero algo no está bien, otra vez y aunque se molesten, en la Dirección de Selecciones Nacionales, que permite que dos jugadores como Rafael Márquez y Javier Chicharito Hernández, se borren de la concentración que implicaba cumplir con dos Fechas FIFA.

A algunos les puede parecer una exageración solicitar disciplina y compromiso. Para mí es apenas lo elemental con lo que cualquier proceso de trabajo debe cumplir.

¿Quién se cree este cuento de que Márquez se reincorpora a la disciplina de su equipo, el Hellas Verona, para seguir con la rehabilitación? ¿Cuál rehabilitación si el señor jugó muy buena parte del partido en el Rose Bowl de Pasadena? Rafa jugó porque estaba cien por ciento recuperado de su molestia o lesión muscular… ¿Cómo entonces? ¿Juegas porque estás plenamente recuperado y luego tienes que ir a completar una rehabilitación?

Hubiera sido mejor que en el boletín de la FMF donde se dan a conocer estas bajas nos dijeran que Rafa se resintió de su lesión y algo así… Pero no. Ya no le dieron ganas de ir a Toluca. Esa es la verdad.

Y en el caso del Chicharito se nos dice que se va porque así fue negociado con su club. Para la FMF seguramente el Bayer Leverkusen es como el Real Madrid o el Barcelona. Le conceden todo lo que les pide. ¿Qué no saben Baños y Cantú que una Fecha FIFA es de obligado cumplimiento?

Vamos, ¿no hubiera sido sano y útil hasta que Juan Carlos Osorio, el nuevo entrenador de la selección, observara a estos jugadores así sea algunos minutos contra Panamá cuando se sabe que no habrá ya más tiempo de ensayar de cara al juego de eliminatoria ante El Salvador?

¿De verdad, los directivos de la selección sólo quieren recibir aplausos?  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo