A balón parado

Del anonimato al testimonio. De la filtración al reporteo

Si a cierto tipo de periodismo deportivo, por desgracia el mayoritario, le cuesta tanto trabajo documentar sus portadas o llamados noticiosos, cuando menos debería de intentarse reunir testimonios de personajes que, con nombre y apellido, se atrevan a emitir sus juicios frontalmente.

El buen periodismo debe alejarse de esta religión del chisme en la que es tan fácil instalarse. Un trascendido, una versión parcial o interesada, deberían de ser el inicio de un trabajo periodístico, no la manifestación final, no lo que se publica casi siempre con tanto desparpajo.

Supongo que si Carlos Gullit Peña anda enfiestado, llega crudo o borracho a un entrenamiento, le pega con su auto a otros tres en el fraccionamiento en el que vive, será muy fácil para un grupo de profesionales de la información, documentarlo. Fotos, videos, audios... El testimonio abierto de testigos y/o afectados. Periodismo básico.

Los periodistas no estamos para creer o no creer, estamos para averiguar y saber y cuando tengamos el documento, darlo a conocer.

La portada de hoy en La Afición la dedicamos a Omar Bravo y Ángel Reyna. Porque obtuvimos un testimonio, grabado, en el cual el promotor Guillermo Lara, cercano a Reyna, nos cuenta que la desgracia de su amigo y representado en los rojiblancos tuvo que ver con el hecho de que Omar no lo aceptó. Una entrevista realizada el día en el que el ex jugador del América y el Veracruz anuncia su salida formal del Guadalajara, tras meses de estar separado del primer equipo.

Lo dice y lo firma Lara. No nos lo contó por abajo del agua para que un reportero lo contara a su vez diciendo que se lo habían dicho "fuentes cercanas o internas" en Chivas. Tenemos que destruir la cultura del anonimato, la cultura de la filtración interesada y cobarde que solo termina comprometiendo a un periodista y al medio que se atreve a publicarla.

Que aprendan a dar la cara quienes quieran dar a conocer algo turbio y "malo" de otra persona.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo