A balón parado

¿Se acuerdan cuando Lopetegui quería entrenar al América?

Un buen entrenador de futbol tiene que hacerse notar. El equipo al que llegue a trabajar, sea de arranque o como emergente, tiene que jugar mejor, de preferencia con un proyecto fácilmente leído e identificable por los seguidores de esos colores.

Pero además de jugar mejor tiene que conseguir buenos resultados, y en su caso sumar puntos. Parece lo mismo, pero no lo es. Casi nunca alcanza para las dos cosas.

Un tercer punto a revisar es el de conseguir los objetivos marcados al inicio de la temporada. Cada club establece sus metas de acuerdo a su potencial y a su historia.

En el caso del América, que está por anunciar el reemplazo del despedido Ignacio Ambriz, no hay justificación alguna para renunciar al título de Copa y al de Liga… Otra cosa, siendo realistas, es el del Mundial de Clubes, donde lo que se busca es tener una actuación destacada que bien puede ser la de situarse en la gran final, en caso de que en semifinales no les toque el Real Madrid, claro está.

Así que quien llegue, pese a que tendrá que encarar un partido de la fecha 10 en la Liga y la segunda ronda de la Copa Mx, no podrá exponer pretexto alguno.

De los equipos que han concretado un relevo en la dirección técnica esta campaña destaca el León, que con el señor Javier Torrente en lugar de Luis Fernando Tena, ha ganado los dos juegos que ha estado al frente. El Santos Laguna, con José Manuel de la Torre, no va mal, pues cuando menos ya gana en casa.

Tienen una muy buena tarea por delante José Romano y Ricardo Peláez, empeñados en mantener a Ambriz y aparentemente sorprendidos por la necesidad y urgencia de removerlo. Alguien del medio no parece tener este perfil. Y alguien que llegue de fuera, a no ser que ya hubiera dirigido aquí, pareciera que no tendría tiempo de adaptación para dar buenos resultados ya. ¿Se acuerdan cuando Julen Lopetegui era candidato? Hoy dirige a la selección nacional de España, con extraordinarias sensaciones. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo