A balón parado

La Volpe, muy cerca aunque diga que no


Ricardo Antonio La Volpe dejó la selección nacional después del Mundial de Alemania 2006. Desde entonces ha dicho a los cuatro vientos que hubiera querido seguir al frente del Tri.

En las últimas semanas, tras ser despedido Miguel Herrera, La Volpe ahora entrenador de los Jaguares de Chiapas, no se ha cansado de decir que le gustaría muchísimo asumir esa responsabilidad.

Pues todo indica que se le va a hacer. Todavía ayer por la noche, Ricardo negaba en diversas entrevistas que dio que alguien de la FMF hubiera hablado con él y le haya ofrecido el cargo.

No sé si miente o dice la verdad. Estoy en posibilidades de afirmar que sí lo fueron a ver, que la misma tarde-noche del lunes pasado, Guillermo Cantú y Santiago Baños fueron vistos en el aeropuerto de la Ciudad de México... O iban a Tuxtla Gutiérrez a platicar con La Volpe o iban a Monterrey a charlar con Ricardo Ferretti.

Entiendo que La Volpe no tenga por qué ratificar él mismo su nombramiento. Es obvio que se va a hacer un poco el loco cuando se le cuestione al respecto... Hasta que se de el anuncio oficial.

Sabemos que está a horas de decidirse al sustituto del Piojo Herrera. Y que la carrera la está ganando, si no es que la ganó ya, La Volpe.

Se considera que este hombre condujo una eliminatoria (durante el 2004 y el 2005) absolutamente tranquila y que con él al frente el equipo llegó a jugar bien al futbol... Se cree también que ha madurado.

Claro que hay temores sobre su temperamento y sobre historias extrañas, como la de su consultora esotérica (una bruja para algunos), sobre su decisión de incluir al Chiquis García (su yerno) en la lista de convocados al Mundial, sobre sus polémicas y peleas con cierta prensa.

Pero los tiempos no permiten demasiadas florituras. Se tiene que tomar ya una decisión y bajo este contexto no suena tan descabellado que vuelva La Volpe.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo