A balón parado

Los Tigres y el verdadero prestigio

No hay estadística, por más sólida que resulte, que vuelva objetivo al fanático del futbol. Cada uno de ellos va con sus propias creencias y valoraciones. Siempre va a encontrar recovecos argumentativos para fundamentar su posición, pues lo único que le importa es convencerse a sí mismo.

Durante los últimos años he escuchado y leído toda clase de descalificaciones al trabajo de la Federación Internacional de Historia y Estadística del Futbol (IFFHS, por sus siglas en inglés). Esta agrupación, surgida en 1984 en Leipzig, Alemania, se dedica a establecer mediciones y rankings en diferentes categorías con la finalidad de medir la productividad o rendimiento o prestigio de equipos, Ligas, jugadores y selecciones nacionales del deporte más popular del mundo.

Bueno, pues cada que la IFFHS publica algo lo primero que recibe son comentarios negativos que cuestionan su metodología, resultados y hasta intenciones. Pero la realidad es que nadie más, con seriedad, hace este trabajo en el futbol. Así que deberíamos de empezar a intentar atender y entender sus estudios.

Ayer fue un día de varios anuncios. Me llamó mucho la atención el del ranking de los equipos de futbol, donde los Tigres aparecen en el sitio 16. El único equipo mexicano situado entre los 20 mejores del mundo de acuerdo a los resultados deportivos obtenidos en el 2015. Los dirigidos por el Tuca Ferretti fueron subcampeones de la Copa Libertadores tras perder la final contra el River Plate de Argentina. Precisamente este equipo aparece en el sitio 9 en una lista comandada por el Barcelona y la Juventus como números uno y dos.

Quiere decir esto que si Tigres hubiera tenido la capacidad de quedarse con la Libertadores habría aparecido entre los mejores 10 del mundo.

Quizás esto responda a quienes no le ven sentido a que los equipos mexicanos vayan más allá de la mediocre Concachampions. Queda claro dónde se cultiva el verdadero prestigio.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo