A balón parado

El nuevo "Rey Midas" se esfumó... La traumática derrota rayada

¿Cómo se repone una afición como la de Rayados de un golpe tan demoledor como el que sufrió anoche?

¿Cómo explicar que te gane un equipo con un gol en tiempo de compensación cuando solo había generado una acción de peligro en todo el partido?

¿Qué decir de la estrella del equipo que mandó a volar un penalti en el primer tiempo?

¿Qué va a hacer Antonio Mohamed, el entrenador que se creía el nuevo Rey Midas del futbol mexicano? Un hombre que ya se imaginaba partiendo, cargado de éxitos, a dirigir al futbol europeo?

Ya veremos cómo se acomoda el mundo de los Rayados en los próximos días.

Por lo demás qué Final tan fea. Si la del torneo pasado fue de locos, desequilibrada en un partido y desequilibrada en el otro, en esta ocasión resultó mediocre. Se esperaba muchísimo, pero muchísimo más de estos dos equipos. Se creía que saldrían a atacarse, sin darse cuartel. Pero no. En el juego de ida sólo jugó el Pachuca. En el juego de vuelta sólo jugaron los Rayados. Pero ganaron los Tuzos.

¿De verdad cuentan igual los títulos? ¿Da lo mismo cómo se ganan estos? De este Pachuca que dirige el uruguayo Diego Alonso habíamos visto un estilo ofensivo de forma reiterada, tanto que se podía ya decir era una marca de la casa. Anoche se traicionaron. Pero ganaron un título, el sexto de Liga.

Pero bueno, regreso con la triste historia de los Rayados. El equipo superlíder, el equipo que impuso su juego ofensivo durante todo el torneo, dirigido de forma decepcionante en la final. ¿Entenderá ahora Mohamed que las finales se ganan en los dos partidos?

¿Alguien tendrá el descaro de decir que lo que pesó fue la ausencia del uruguayo Carlos Sánchez?

Hoy sólo recuerdo los beneficios arbitrales que recibieron los Rayados y que anoche inclusive durante buenos minutos jugaron contra un equipo con un hombre menos.

Ojalá venga una seria autocrítica de todos los integrantes Rayados.   

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo