A balón parado

Raúl Jiménez es una ganga. Muy barato para lo que es.

Sí es una joya Raúl Jiménez. Lo que ha mostrado ya el joven delantero del América y de la selección mexicana de futbol lo define como algo mucho más que un prospecto. Se trata de un atacante poderoso físicamente, con muy buena estatura para el juego aéreo, con muy buena técnica con el balón que le facilita realizar con el balón en los pies detalles efectivos y hasta exquisitos.

No es nada sencillo que este tipo de delanteros aparezcan. No nada más en México sino en el mundo.

Por ello me resulta muy extraño que los 10 o 12 millones de dólares que según se ha dicho pretende el América recibir por sus servicios, le resulten complicados de pagar a los equipos poderosos dispuestos a desembolsar por este tipo de jugadores, cuando se convierten en figuras, arriba de los 50 millones de dólares.

Apostaba a que el Manchester City adquiriría a Jiménez, así fuera como un jugador que pudiera ser prestado una primera temporada a un equipo de menor jerarquía en Europa. Y es que el grupo directivo que comanda Yon de Luisa mantiene una muy buena relación con el poderoso conjunto de la Premier League inglesa.

Pero todo indica que no. En principio fue el Porto de la Liga portuguesa el que inició conversaciones con una oferta que fue desechada por el América. Parecía que Jiménez terminaría por quedarse cuando menos seis meses más en México cuando apareció el Atlético de Madrid. El equipo que dirige Diego Simeone jugó contra las Águilas hace unos días en el Estadio Azteca y ahí, en directo, vieron de qué tipo de jugador se trata.

Ojalá se lo lleven. Estoy seguro que Jiménez competiría duramente con el croata Mario Mandzukic por la titularidad en el eje del ataque. Me gusta mucho más el Atlético de Madrid que el Porto y que inclusive el Manchester City.

Al parecer el Atlético está dispuesto a pagar, de entrada, 11 millones de dólares. Por el portero Oblak desembolsaron 18 millones de euros hace unas semanas. Sería un error no llevárselo. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo