A balón parado

¿Podría dejar el “ehhhh puto”, fuera de un Mundial a México?

No va a resultar nada sencillo, como se vio anoche en el estadio Azteca, erradicar el grito de: “ehhhh puto”, que la mayoría de los aficionados mexicanos realizan cada que en un partido de la selección nacional el portero rival realiza un despeje a piso.

Ahora que la FIFA lo prohibió y que la Federación Mexicana de Futbol lanzó una campaña de concientización sobre su carácter discriminatorio, lo van a hacer con más ganas.

¿Qué va a hacer la FIFA? ¿Se va a quedar así tan tranquila? ¿Va a multar a la FMF cada vez con más dinero hasta que ésta consiga que se cumpla con su lineamiento? ¿Llegará el día en que se decida sancionar con la resta de puntos en un torneo como el próximo Hexagonal clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018?

Por supuesto que es un escenario que habría que empezar a contemplar.

¿De darse este anuncio insistirán el grueso de los aficionados en seguir haciendo este chiste?

LA FIFA misma u organizaciones como la Unión Europea de Futbol Asociación han sido absolutamente radicales para eliminar expresiones racistas desde la tribuna. No se había dado nunca, que yo sepa, que la FIFA u otra organización deportiva prohibiera expresiones discriminatorias de preferencias sexuales.

No nos hagamos tontos. El origen de este grito está ligado a una descalificación de los homosexuales, a los que en este país se les llama despectivamente “putos”. Se le grita al portero rival para ofenderlo, para destantearlo, para burlarse de él… A ver, por qué no se le grita al portero propio… ¿Le gritarían “ehhh puto” a su hijo, a un hermano, a su padre? ¿Pero cómo? Si se trata de un grito festivo, algo que no ofende a nadie.

Vamos a ver si la FIFA se radicaliza y se toma en serio este tema. En España, la Liga BBVA se encuentra en plena campaña para erradicar cualquier tipo de insultos que provengan desde la tribuna hacia la cancha. Y van con todo.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo