A balón parado

"Paco" Palencia, aire fresco para unos apurados Pumas

No empieza mal Rodrigo Ares al frente del Patronato de los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Haber firmado a Francisco Palencia como el nuevo entrenador del equipo abre expectativas que llevaban tiempo cocinándose en éste, uno de los cuatros grandes del futbol mexicano.

Le toca administrar a Ares a un equipo que enfrenta situaciones financieras complejas, con un fuerte endeudamiento, con el pago de los derechos de televisión adelantados por varios años, lo que ha comprometido el futuro inmediato del club.

Pumas tendrá que vender dos o tres jugadores en el próximo régimen de transferencias de Cancún. Jugadores bien cotizados para que puedan hacer caja. Tiene también que cerrar un buen contrato con un patrocinador principal que ocupe el frente de la playera. Y varias tareas más en el campo comercial y mercadológico.

Por esto reitero que la firma de Palencia, que terminó pese a su origen cruzazulino y su paso por las Chivas, como todo un símbolo de los universitarios, resulta una gran medida de arranque. Ya vendrá el momento de analizar su desempeño como novel entrenador. Pero ahorita cuando algunos preparaban ofensiva contra Rodrigo Ares por el despido (o renuncia) de Guillermo Vázquez y Antonio Sancho, la negociación puso el territorio en paz.

El nuevo presidente de Pumas pudo conseguir que Palencia firmara cuando su antecesor en el cargo, Jorge Borja, no pudo. Acompañarán a Paco un grupo de destacados jugadores universitarios: David Patiño, Marcos Reina y Leandro Augusto.

Los aficionados de Pumas por lo pronto están tranquilos. Muchos estaban inquietos ante el rumor de que podía llegar Bruno Marioni, a quien no le concedían méritos ni la identificación suficiente para hacerse cargo de su equipo.

Con Paco Palencia están dispuestos a jugársela, aceptando inclusive que el rol de un club con la historia de Pumas, es debutar entrenadores también. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo