A balón parado

Osorio tendrá que ser más Ferretti y menos Bielsa

Los futbolistas mexicanos necesitan mucho más la figura de un entrenador paternal, que sepa consentirlos al mismo tiempo que exigirles, que la de un genio de la estrategia y la táctica.

Es difícil conjuntar estas características en un mismo director técnico: o tienen su fuerza en lo motivacional o basan su trabajo en el estudio y el análisis profundo.

El Tuca Ferretti resultó ese hombre que le hacía falta al grupo. En su breve estancia como seleccionador supo transmitirles alegría y compromiso a sus convocados. Hay imágenes de entrenamientos que retratan los tonos festivos y cómodos de la convivencia, pero también las hay las que retratan la admiración que todos le profesaron.

Ricardo conoce a la perfección la idiosincracia del mexicano. Ha transitado por todos los recovecos del carácter del nacido y hecho en el país.

Por lo que nos cuentan, el colombiano Juan Carlos Osorio es todo un académico y un estudioso obsesivo del futbol. Le encanta inventar, es un perfeccionista.

“Entrena muy bien, pero dirige mal”, fue la frase con la que lo definió el ex jugador y directivo poblano Luis Enrique Fernández.

Osorio tendrá que ser más Ricardo Ferretti que Marcelo Bielsa si quiere triunfar con la selección mexicana de futbol.

Los jugadores mexicanos no están para asimilar variantes tácticas, están para sentirse motivados, queridos y comprendidos por el entrenador que los dirija.

Así ha sido, los resultados por ahí se han dado, cuando menos con dos entrenadores muy recientes: José Manuel de la Torre y Miguel Herrera.

El Chepo quiso implementar disciplina y eso derivó en rigidez; quiso ser metódico y ello ocasionó frialdad y distancia con algunos... Con el Piojo generaba incendios por donde pasaba y sus futbolistas lo amaban, pero en la cancha el equipo nunca creció.

Osorio debe de saber todo esto y después saber cómo desarrollar el método adecuado para encontrar la manera de sacar lo mejor de estos futbolistas tan particulares. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo