A balón parado

400 mil pesos por rentar un palco para un juego de la NFL

Me cuenta un buen amigo que aceptó una oferta de 400 mil pesos para rentar su palco del Estadio Azteca.

Le pregunto asombrado si esa suma es por varios años, o mínimo por uno de ellos. Me dice que no, que solo es para el partido de futbol americano que el lunes 21 de este mes sostendrán ahí los Raiders de Oakland y los Texanos de Houston, de la NFL.

Mi asombro y las cuentas que en mi mente empiezo a hacer me llevan casi a no creerle.

En ese palco, que recuerde, existen 12 butacas, más otros tres lugares que pueden habilitarse tras la barra que separa los asientos de la zona de bar o cocina. 15 lugares, no más.

Saco la calculadora: 26 mil 666 pesos por lugar… más dos estacionamientos privados… supongo que bebidas y alimentos no están incluidos en el paquete. Todo por ver con una buena dosis de comodidad un partido oficial de futbol americano.

Algo así como 1,400 dólares por cabeza.

Es muchísimo dinero, pero viendo el furor que se ha desatado en los aficionados a este deporte en el país por estar presentes en ese partido, la historia me empieza a parecer creíble.

Finalmente es un palco, aunque no sea uno de los recién estrenados, y también estamos hablando de un partido único, quién sabe cuándo regrese la NFL, en un duelo oficial, a la Ciudad de México.

Leo declaraciones del dueño de Televisa y del Estadio Azteca, Emilio Azcárraga Jean, en las que señala que le gustaría promover más partidos de esta Liga en el inmueble, ya veremos si esto se puede. La NFL es tan poderosa que bien puede darse el lujo de estudiar propuestas y al final desecharlas.

Por lo pronto no hay boletos en taquillas. Muchos aficionados quieren entradas y tendrán que resignarse a comprar en la reventa o a ver el juego por televisión. A diferencia del Gran Premio de la Fórmula Uno, aquí no hay promociones.

Qué hambre hay en México de ver otros espectáculos que no sean futbol local.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo