A balón parado

Para el Mundial, sólo hay motivación, sólo hay ganas

No hay secretos en el futbol. Ganan los títulos los equipos que cuentan con talento, con extraordinarios jugadores. No hay manera de plantearse objetivos ambiciosos si no se cuenta con ellos.

Además, esos futbolistas tienen que estar en su mejor momento y ser dirigidos por un entrenador igualmente muy bueno.

Puede darse el caso que una selección nacional que cuente con una buena lista de los mejores exponentes de este deporte, sea incapaz de organizar una propuesta adecuada de juego colectivo. Y entonces todo ese talento no sirve para nada. También pueden sucumbir por indisciplinas o falta de madurez.

Pero lo que no puede darse es que la falta de talento y brillantez se sustituya con unión de equipo, entrega, disposición y compromiso. Y que entonces ese cuadro de soldados, más que de futbolistas, consiga ponerse por encima de todos. Sobre todo en una Copa del Mundo.

Le espera pues a la selección mexicana de futbol que será dirigida en el campo por Miguel Herrera y fuera de él por Ricardo Peláez y Héctor González Iñárritu, un año muy complicado.

No veo la manera en la que pueda concretarse un plan de trabajo que otorgue prioridad al Tri durante los próximos seis meses. La Liga local arrancará el 3 de enero y no estará nadie dispuesto a ceder jugadores para establecer concentraciones que permitan trabajar la unidad que todo conjunto de futbol requiere. Respecto a los jugadores que actúan en equipos de Ligas europeas, se sabe ya que sólo está programada una Fecha FIFA, de aquí al primer juego del Mundial, en el que se les puede convocar.

Pero lo más importante, el Tri no dispone de grandes jugadores. Ni Carlos Vela, que se resiste a ser convocado, está en ese apartado de elementos realmente notables. Ni Chicharito ni Giovani.

Así que el Piojo Herrera no cuenta más que con su notable motivación personal, esas ganas de sentirse muy bueno y poderoso, para encarar un Mundial en el que se pensaba el Tri mostraría un rostro poderoso.  

http://twitter.com/rocampo