A balón parado

Mostrar la violencia es hablar a favor de la Liga

Reparar en la violencia que de forma continua se presenta en los estadios de futbol, o en las explanadas y calles de acceso a estos, es hoy hablar a favor de la Liga MX.

Quien piense que presentar estos hechos forma parte de una tendencia amarillista, que exalta los puntos negativos por encima de las cosas buenas (que sin duda también existen), debería de ser considerado un enemigo, o cuando menos un elemento indeseable, tratándose obviamente de empleados o directivos de la misma Liga MX.

En nada ayudan a la Liga MX quienes nieguen lo evidente y con el argumento de combatir a los pesimistas y negativos, se crucen de manos ante un problema grave y evidente.

¿Qué es lo que permitió que simpatizantes del equipo San Luis y de los Tigres se liaran de forma despiadada a golpes la noche del pasado martes en las tribunas del Estadio Alfonso Lastras?

La golpiza, hay que recordarlo, terminó con una invasión a la cancha de algunos otros aficionados, mujeres y niños entre ellos, que huyeron de esa manera de la batalla campal que se presentaba a algunos cuantos metros de ellos.

¿Por qué la directiva del San Luis no reparó en lo que hoy resulta tan evidente: la animadversión y hasta resentimiento entre porristas de estos dos equipos? ¿Cómo no recordar “la invasión tigre o felina” que dejó sin oportunidad a los aficionados potosinos (hace unos meses cuando todavía su equipo estaba en la Primera División), de poder presenciar el partido en su propio estadio?

La noche del mismo martes la Liga MX, su presidente Decio de María o cualquier otro vocero autorizado, debieron salir a condenar estos hechos y a exigir a las autoridades mayor atención para evitar que estas golpizas se sigan dando.

Al mismo tiempo, debería de haber iniciado una investigación seria para determinar las responsabilidades de la directiva del equipo local y la del propio club visitante, para saber si siguen o no ayudando a esos violentos que se visten con sus uniformes. 

rafael.ocampo@milenio.com

http://twitter.com/rocampo