A balón parado

¿Y si Mohamed gana a lo Matosas? ¿Y si Matosas gana a lo Mohamed?

Pocos esperaban que en este mismo torneo regresara a dirigir Antonio Mohamed.

El entrenador campeón con el América en diciembre pasado se fue en medio de la polémica: reconocido por los aficionados águilas, pero desgastado con una directiva que decidió no renovarle el contrato, según trascendió, por cuestiones disciplinarias.

Se habló desde aquel momento que los Rayados del Monterrey lo tenían en mente para sustituir a Carlos Barra. Pero algo pasó que el anuncio no se concretó… Hasta que a Barra se le reventó el equipo y el cambio en el timón fue urgente y necesario.

Como haya sido, el destino ha querido que mañana sábado Mohamed enfrente con sus ahora Rayados al equipo que, se puede decir, lo despreció.

Y que tenga que enfrentar al colega que llegó a sustituirlo, el uruguayo Gustavo Matosas, alguien que evidentemente tuvo que negociar o sostener pláticas con la directiva americanista cuando Mohamed aún era el entrenador.

Al margen de esto que genera un morbo evidente, habrá que ver si ambos entrenadores hacen honor a esta tendencia que los ubica como representantes muy destacados de dos corrientes radicalmente distintas.

A Matosas se le ubica como el adalid del juego ofensivo… A Mohamed como un estratega conservador. A los dos como directores técnicos muy exitosos.

¿De verdad son tan distintos?

Yo digo que no. Pero en el futbol de nuestros tiempos las etiquetas y generalidades están de moda y se usan de forma irresponsable, sin la obligación de darles contenido.

En todo caso en este torneo lo que hemos visto es que Mohamed gana a lo Matosas y que Matosas gana a lo Mohamed. Y ninguno de los que ostentan las originales banderas dice nada.

Lo que es un hecho es que el ahora entrenador de los Rayados querrá mandar un mensaje a la directiva americanista y para ello tiene que ganar el partido. Y eso, esa motivación competitiva, es lo que le hace falta a la Liga cada semana. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo