A balón parado

Este es Miguel Herrera. Para bien y para mal

Algo salva casi siempre a Miguel Herrera. Es entrón, valiente para asumir cualquier asunto, así se trate de reconocer sus errores. Esta característica de su carácter, en una responsabilidad como la que tiene, no es mejor que la mesura, pero no es un componente menor o despreciable.

Miguel sabe que se metió en un lío en el partido del domingo pasado en La Corregidora de Querétaro, cuando las cámaras captaron su actitud pendenciera y violenta al momento de encararse con parte del cuerpo técnico de la selección de Panamá. La de él y cuando menos también la de su auxiliar, Santiago Baños.

En este espacio consigné ayer los comentarios y juicios que se llevó por parte del narrador más escuchado en las transmisiones de los partidos de la selección nacional, Christian Martinoli, de Televisión Azteca.

Ayer, en TVC Deportes, al lado de Gerardo Velázquez de León y Luis Castillo, tuve la oportunidad de cuestionar a Miguel, en conversación telefónica, de forma directa sobre su comportamiento.

De entrada, el Piojo acepta haberse equivocado y haber actuado al calor de un partido cargado de violencia y provocaciones por parte del rival. Insistió en que no se justifica, pero que lo que dice y hace siempre es en respuesta a provocaciones y nunca él o Baños, o alguien de su cuerpo técnico, ha sido el que inicie ningún acto de este tipo.

Como quiera que sea, Miguel acepta que si procede un castigo por parte de la Federación Mexicana de Futbol o de la Dirección de Selecciones Nacionales, lo acatará sin chistar.

Cuando le menciono que fue Martinoli muy duro con él, llamándolo inclusive “barrabrava”, reacciona a su estilo, confrontando a nuestro ex compañero de páginas editoriales, diciendo, entre otras cosas, que qué se puede esperar de alguien que no es capaz de enfrentarlo cuando se llegan a topar en algún avión.

Este es Miguel. Un hombre que no niega que pueda reaccionar otra vez como lo hizo, aunque acepta que lo que hizo estuvo mal.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo