A balón parado

México ya tiene candidato a presidente de la FIFA

Quienes esperan cambios en la forma en la que se maneja y opera la FIFA que se vayan quitando esa idea. La FIFA seguirá gobernada por bloques continentales que se dedicarán a cuidarse las espaldas en el Congreso que en febrero próximo definirá al sucesor de Joseph Blatter como presidente de este organismo.

Los de la Concacaf, a la que pertenece México, consideraron apoyar al francés Michel Platini como nuevo mandamás. Cuando éste se sumergió en la desgracia, puesta en duda su honorabilidad y sometido a un penoso juicio interno, la Unión Europea de Futbol, la UEFA, de la que sigue siendo presidente, puso como candidato a Gianni Infantino.

Ahora este sonriente suizo, conocido mundialmente por ser el personaje que lleva a cabo los sorteos en las  competiciones europeas, es el candidato de la Concacaf y, en consecuencia, de México.

Nadie sabe qué proyecto presentó Infantino como para convencer a los de la Concacaf. Apenas ayer, presentó de forma oficial su candidatura y habló de lo que buscará implementar, sobresaliendo la propuesta de hacer una fase final del Mundial con 40 naciones y no con las 32 que actualmente tienen cabida.

Mucho antes, por recomendación o por decreto, ya la Federación Mexicana de Futbol había decidido darle el voto al candidato europeo.

¿Qué ganará el futbol mexicano con la llegada de Infantino? Nadie lo sabe. ¿Por qué no ir con cualquiera de los otros candidatos, entre los que sobresale el jordano Ali Bin Al Hussein?

Insisto en que lo único con lo que se puede trabajar para analizar esta situación es con la idea de que los votos se han decidido tras negociaciones o promesas ligadas a programas de impunidad. No veo por ningún lado proyectos. No olvidemos que el expediente judicial que ha sacudido a la FIFA y organizaciones como la Concacaf y Conmebol no se ha cerrado. Hay mucha gente a la que urge que esto suceda.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo