A balón parado

Le quedan a "Leo" Messi dos Mundiales y tres Copas América

No sólo no gana títulos con la selección argentina, Lionel Messi. No brilla de la misma manera en la que lo hace con el Barcelona, el club que lo ha encumbrado como el mejor futbolista del mundo en los últimos años.

No es en ningún sentido despreciable ser subcampeón de la última Copa del Mundo y subcampeón de la más reciente Copa América, pero a un jugador del nivel de Messi siempre se le asociará con los títulos, a riesgo de considerar un fracaso su participación.

Lionel cumplió el pasado 24 de junio 28 años. Si todo sale como hasta ahora se ha manejado, en menos de un año, a principios de junio del 2016, se estará celebrando en Estados Unidos una edición especial de la Copa América, la del Centenario. Seguramente llegará con capacidades físicas intactas y con la plena ambición de coronarse en ella. Tendrá también la oportunidad de participar en la edición, ya normal, del 2019, que se llevará a cabo en Brasil.

Pero al siguiente mundial, el del 2018, llegará o cumplirá en él, 31 años. Digamos que todavía a plenitud. Y si mucho me apuran, al Mundial del 2022, programado ahora en Qatar, acudirá con 35 años, que pudiera ser una edad que todavía le permitiría competir con posibilidades de destacar.

Hay tiempo en Argentina como para armar un equipo que le ayude a Leo Messi a ganar los títulos que le faltan con su selección para que pueda ser encumbrado como el futbolista más grande de la historia.

Mientras con su club, en donde todo gira en torno a él y cuenta con compañeros de una calidad extraordinaria, podrá seguir incrementando su cuota de títulos y marcas individuales. El más grande goleador de la Champions, el más productivo anotador del futbol español. Por ejemplo.

Está claro que el problema de la selección albiceleste, por el que no gana título alguno desde 1993, no es Messi. Figuras le sobran, pero no ha podido hacerlas brillar.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo