A balón parado

Lejos de los grandes, "Chicharito" debe reinventarse

Si Javier Hernández es congruente con lo último que ha dicho, su representante debe estar buscándole acomodo en un equipo en el que pueda ser titular.

 No será uno de los grandes del futbol europeo.Tendrá que aprender el Chicharito a sus casi 27 años a entender lo que es asumir una responsabilidad total en el ataque de un equipo, convertirse en el líder ofensivo, en el hombre referente que mete los goles cuando se requieren.

No lo fue en el Manchester United ni lo es, ni lo será, en el Real Madrid. Creo que esto le ha quedado más que claro.

Estar  siempre detrás de los grandes seguramente lo ha hecho mejor. Entrenar con los mejores puede llenar de orgullo a cualquiera. Pero es hora de acabar con esta historia que no está haciendo feliz a nadie.

En la misma liga española Javier puede ganarse un lugar como lo hizo Carlos Vela. O puede recorrer el camino que está haciendo con éxito Héctor Herrera en un equipo como el Porto de Portugal. O mirar lo que ha venido haciendo Giovani con el Villarreal.

Chicharito tiene que empezar a reescribir su historia desde la modestia.

No veo al Arsenal o al Liverpool ni al Manchester City tras él... Ni al Atlético de Madrid o al Barcelona... Y pensar en ir a Italia podría ser, pero nadie le garantizaría un puesto de titular en el Milán, el Inter, la Roma o la Juventus...

Podría ser la liga alemana, sin pensar en el Bayern Múnich por supuesto.

Chicharito debe plantearse estar jugando de forma regular en agosto próximo quizá ya convertido en el máximo goleador en la historia de la selección mexicana.

Ojalá sus asesores le indiquen este rumbo y le permitan concluir una historia irrepetible pues eso de jugar casi a partir de la nada en dos clubes con la historia y el presente del Manchester United y el Real Madrid, muy pocos lo pueden presumir.

Está a tiempo Javier de tomar esta decisión y gozar de una profesión que ha sido tan generosa en cierto sentido con él... Pero ser suplente cuando te quieres comer al mundo no es lo mejor que le puede pasar a un futbolista.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo