A balón parado

Que Klinsmann entienda que se trata de un ensayo

Dice Miguel Herrera que hoy, en el partido que el Tri sostendrá contra su similar de Estados Unidos, intentará resolver algunas dudas que mantiene para conformar las dos listas con las que enfrentará la Copa América y la Copa Oro.

Pero además, Miguel quiere ganar el partido… O al menos que los dirigidos por Jürgen Klinsmann no le ganen y se vuelva esa derrota ante el rival más odiado un escarnio.

Todo quiere el Piojo. Pero así es de ambicioso y retador. Y seguramente eso les ha trasladado a sus dirigidos.

Así que lo que menos se debe esperar de los mexicanos hoy en el Alamodome de San Antonio es un gran compromiso y entrega. Si los recursos futbolísticos alcanzan o no se verá dentro de muy pocas horas.

Ayer Miguel explicó en su conferencia de prensa que pondrá a Cirilo Saucedo de titular porque no lo conoce, porque quiere verlo y porque a Jonathan Orozco lo tiene mucho más referenciado por sus años en los Rayados de Monterrey.

No quiere decir, en clave Piojo, que Cirilo le lleve ventaja a Jonathan para ser incluido en alguna de las listas finales. Y tampoco quiere decir que no le piense dar algunos minutos, quizá hasta un medio tiempo completo.

Se han pactado seis cambios en este partido, el doble de lo que se permite en un duelo oficial. Es un hecho que los jugadores de las Chivas y quizá los de Cruz Azul, sólo jueguen 45 minutos, pues tienen compromisos de Liga que atender 48 horas después, en el inicio de la Jornada 14, el próximo viernes.

Se los dije el lunes en este espacio. Será un partido muy riesgoso, un ensayo que se fue complicando demasiado por todos lados: lesionados, una cancha que alerta, un rival que viene muy armado.

Y la verdad, con pocas respuestas que dar para un entrenador que visualiza muy bien las cosas y tiene los conocimientos suficientes como para necesitar este partido como ha tenido que decir que lo necesita.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo