A balón parado

Hoy más que nunca paciencia para Mohamed

Nadie esperaba que Antonio Mohamed regresara a dirigir al futbol mexicano tan pronto. Yo creo que ni él.

Pero el proyecto que concibieron los Rayados del Monterrey con Carlos Barra al frente naufragó antes de lo que todos pensaban. Y hay que decirlo así, con esas palabras, porque muy pocos esperaban grandes resultados con el ex auxiliar de Víctor Manuel Vucetich al frente de un plantel tan complejo como es este.

El gran problema que enfrentarán los Rayados es que si bien se han hecho de un entrenador exitoso (campeón con los Xolos de Tijuana y campeón con el América), éste llegará a dirigir a un conjunto de extraños, plagado de refuerzos que no sólo no pidió, sino que difícilmente, conociendo su gusto, hubiera pedido.

Con eso de inicio tendrá que lidiar el Turco, tema nada sencillo.

Los seguidores del Monterrey que han imaginado que Mohamed tiene la magia para transformar esta historia de derrotas de un día para otro, evidentemente están soñando.

Hoy más que nunca paciencia para los fieles seguidores de los Rayados.

El argentino tendrá que dedicarse a conocer a los colombianos que llegaron esta temporada, precedidos además de una fama de caros. Al mismo tiempo tendrá que otorgarles autoestima pues sobre Yimmi Chará, Edwin Cardona y Alexander Mejía, se han centrado las principales críticas.

Nunca había enfrentado Mohamed un reto como este en el futbol mexicano. Y eso que llegó como bombero a los Xolos sustituyendo a Joaquín del Olmo hace ya algunas temporadas.

Como sea, creo que la Liga MX se enriquece, se vuelve más atractiva con el regreso del Turco. Se fue aclamado y bendecido por la afición americanista y con una polémica un poco sórdida con la directiva. Vuelve ahora aplaudido por una afición esperanzada y necesitada de recuperar la grandeza a la que los acostumbró Víctor Manuel Vucetich.

Si Mohamed puede con esto, mis respetos.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo