A balón parado

Hacer algo por Chivas en eso coincidimos, pero…

Las Chivas pierden y pierden, no pueden alejarse de la amenaza del descenso. Algo tiene que hacer su propietario, Jorge Vergara.

En eso coincidimos todos.

¿Pero despedir a un entrenador que la temporada pasada logró meterlos hasta semifinales de la Liguilla y los llevó a la final de la Copa MX es la solución?

¿Traer en su lugar a un inexperto en la Liga Mx, alguien que por más que se haya puesto a estudiar el medio en el cual pretende destacar, es garantía?

A Vergara y a quien lo acompañe en esta toma de decisiones les sigue haciendo falta serenidad y conocimiento para escoger los caminos que realmente los conduzcan a donde millones de seguidores de este equipo quieren.

Del capítulo que incluye a los De la Torre, al Chepo y a Néstor, que apenas hace unos meses llegaron con la etiqueta de grandes salvadores, habrá que esperar todavía algunos cuentos. Como ese que se relaciona con la millonaria indemnización que tendrían qué recibir.

Si esto es posible que se cierre bien, llegará Matías Almeyda, quien dirigió al River Plate y al Banfield de su país.

Y habrá que empezar a esperar qué es lo que sigue. No hay que ser sabios del futbol para saber que el problema de los rojiblancos no pasa tanto por la dirección técnica sino por los jugadores con los que se cuenta.

Se quiera reconocer o no, la plantilla es mediana con jugadores que llevan un buen tiempo del mejor momento que llegaron a alcanzar en sus carreras. También cuenta con jóvenes que pueden ser muy talentosos pero por el momento no pesan.

Y un factor extra. No hay casi margen para reforzar al equipo. El mercado se le cierra a las Chivas de forma casi inexpugnable. Los mejores jugadores mexicanos o no se los venden o se los venden a precios imposibles.

Gran dilema el que tendrá que resolver Jorge Vergara. Para su suerte hoy aparece un equipo teóricamente más comprometido que ellos, los Dorados de Sinaloa. Pero esto en enero que empieza el otro torneo, puede cambiar.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo