A balón parado

Gustavo Ayón y el arte de saber cambiar

No voy a soltar el tema del basquetbol mexicano. Estoy convencido de que este deporte tiene un enorme potencial y que para que éste florezca lo primero que se tiene que hacer es cuidar mucho a la selección nacional.

Es fundamental que Gustavo Ayón, la gran figura que ahora juega para el Real Madrid en la Liga ACB-Endesa, regrese al equipo que buscará su pase a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en un torneo que se llevará a cabo en Monterrey entre agosto y septiembre próximo.

Y así lo entiende el nuevo entrenador, Eddie Casiano. El también coach de los Halcones Rojos del Veracruz ha dicho que se pondrá en contacto con él.

Por lo pronto, Ayón respondió en un diálogo a través del WhatsApp con nuestro reportero Carlos Herrera, que no conoce a Casiano, pero deja abierta la posibilidad de que las cosas se muevan.

Ojalá, es lo que todo mundo debe de esperar. Va a estar complicado que la selección pueda recomponerse para los Juegos Panamericanos que se llevarán a cabo del 10 al 26 de julio próximo… Pero sí puede uno esperar que el equipo llegue con un perfil muy competitivo a ese Preolímpico en el que serán locales.

Hoy las cosas están mucho mejor que hace 15 días, pero la solución y el cierre de heridas no va a llegar por sí solo. Hay que trabajar para ello con una agenda urgente y precisa.

Ayón está activo con su equipo en España y el coach Casiano está ocupado dirigiendo a los Halcones Rojos del Veracruz.

Hay que ver si alguien más puede hacer ese trabajo de intermediación efectiva.

Quien sea que deba hacerlo que lo haga ya, si se trata de Carlos Padilla Becerra, el presidente del Comité Olímpico Mexicano o de Jesús Mena, quien está a cargo de la Conade… Quien sea, pero que lo haga ya. Es lo menos que pueden hacer estos personajes.

La solución al tema del basquetbol a nivel de selección nacional está cerca. Y eso hay que reconocerlo.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo