A balón parado

Una Fiscalía Antiviolencia en el futbol mexicano

Inmersos como estamos todos en la disputa que están dando Chivas, Leones Negros, Veracruz y Puebla, por no descender de categoría, espero que no se pasen por alto hechos tan vergonzosos como los registrados en las tribunas del estadio de los Lobos BUAP la tarde del sábado pasado.

Decenas de aficionados de un mismo equipo, en este caso de las Chivas, golpeándose con saña, utilizando tubos, rompiendo rejas, provocando el caos y el pavor.

No es la primera vez que sucede el que aficionados que se hacen presentes para apoyar a los mismos colores terminen liándose a golpes, pero aún así no deja de asombrarme.

¿Qué explica esta violencia? ¿Alguien lleva un archivo de estos casos? ¿Alguien se ha puesto a estudiarlos?

¿Quién, en estos momento, está revisando de forma puntual lo acontecido en la temporal casa del equipo Puebla? Hay videos, hay fotografías de los protagonistas de la pelea… Puede ser que haya habido algunos detenidos.

El mismo sábado pasado en León, antes del juego entre el equipo local y el Cruz Azul, hubo también enfrentamientos entre aficionados de uno y otro equipo que terminaron con al menos una persona descalabrada y varios detenidos por la policía.

¿No es tiempo ya de crear una especie de Fiscalía Antiviolencia en el futbol mexicano?

Las autoridades de la Liga MX, o la mismísima Federación Mexicana de Futbol, deberían de promover esta iniciativa con las autoridades federales y exigir resultados y someterse a las reglas que ahí se estipulen.

Alguien tiene que trabajar de forma seria en este tema. Alguien con poder y experiencia, con recursos humanos y tecnológicos adecuados para acabar con la impunidad que nace del desinterés y la infravaloración del tema. No veo otra medida que pueda resolver el tema de fondo. Mientras esto no suceda, los grupos de violentos seguirán actuando con absoluta libertad, riéndose de todos.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo