A balón parado

Las grandes preguntas que deja el “ehhhhh puto”

No importa ya el debate entre quienes consideran que el grito de "ehhhh puto" tiene un origen y una razón meramente festiva o entre quienes lo consideran ofensiva y discriminatoria.

Para la FIFA este grito o consigna se tiene que eliminar. Y punto. O los aficionados la dejan de gritar cada que se registra un partido de la selección mexicana de futbol o habrá sanciones.

Ahí es donde debe colocarse cualquiera que quiera abordar el asunto.

Si el empeño de la mayoría es mantener el grito, desafiando el ordenamiento del máximo organismo del futbol mundial, desoyendo la petición de la propia Federación Mexicana de Futbol, pues habrá que asumir algo más que multas como sanciones. Por lo que se sabe pueden darse castigos del tipo que se juegue un partido oficial de local sin público o la quita o reducción de puntos.

Imagínense que esto se diera en el torneo Hexagonal de la Concacaf en el que se definirán los representantes de esta organización en el Mundial de Rusia 2018. Sería desastroso.

Como sea creo que es importante que alguien desde la misma FIFA establezca con absoluta claridad los criterios y mediciones que utilizarán para hipotéticamente sancionar a la FMF y, consecuentemente, a la selección nacional.

¿Qué pasa si este grito se registra en alguno de los muchos partidos que la selección juega "en cancha neutral", como estrictamente hablando son los estadios de las ciudades de Estados Unidos donde más se llevan acabo estos enfrentamientos?

¿Qué pasa si este grito se realiza en alguno de los partidos de la Copa América del Centenario que se jugará en junio próximo también en Estados Unidos?

¿Qué tiempo se le otorgó a la FMF para lograr la total erradicación de este grito? ¿Cómo, quiénes van a medir que esto se cumpla?

¿Esta advertencia o sanción... O esta revisión se extiende a los partidos de la Liga MX en los que también se busca ofender al portero rival con el "ehhhhh puto"?

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo