A balón parado

Demasiado pronto para rogarle al "Tuca" que siga

La importancia de un partido contra la poderosa selección argentina no puede ser precisada antes de que éste se juegue.

No comamos ansias, habrá que esperar pues y ver cómo se comporta el equipo que bajo la dirección de Ricardo Ferretti se prepara para ganarle al representativo de Estados Unidos el pase a la Copa Confederaciones del 2017 en Rusia.

Como sea, aunque uno esté consciente de que lo más importante en estos momentos es visualizar ese partido, que se llevará a cabo el sábado 10 de octubre en Pasadena, California, no dejará de valorarse y compararse al equipo nacional con lo que haga o sea incapaz de hacer en unas horas en el majestuoso estadio de los Vaqueros de Dallas.

Lo dijo el Tuca ayer en la conferencia de prensa. Se gane o se pierda contra el equipo liderado por el mejor futbolista del mundo, no se tendrían que sacar conclusiones definitivas. Ni a favor ni en contra.

Hoy uno debe esperar, por principio de cuentas, orden defensivo. Se tiene que salir con la consigna de mejorar atrás, donde el equipo fue el viernes pasado un verdadero desastre. Se dice que Ferretti pondrá una línea de tres centrales, con Rafa Márquez y Héctor Moreno reforzados por alguien más que se cree puede ser Diego Reyes.

En la contención aparecerán el Gallito Vázquez y Héctor Herrera, quienes serán auxiliados por Andrés Guardado... Y adelante, cazando algún balonazo que sorprenda a los normalmente lentos defensores argentinos, aparecerán Chicharito y Jiménez... De carrileros estarán el otro Jiménez y Layún. Vamos a ver qué plantea Ferretti y qué tanto su experiencia y conocimiento pueden potenciar al equipo. Creo que antes de pedir que el brasileño extienda su compromiso con la selección hay que ver de qué es capaz. Asumiendo que puede ratificarse en su posición de no dirigir al equipo más que estos cuatro partidos, me parece muy pronto empezar a rogarle que siga.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo