A balón parado

Contra Croacia no bastará "Memo" Ochoa

Lo ideal hubiera sido que Camerún le ganará ayer por la tarde a Croacia y así desmotivar al rival de la selección mexicana de futbol el próximo lunes en Recife. Con ese resultado, los complicados europeos habrían llegado eliminados contra los dirigidos por Miguel Herrera. Pero no. Estarán muy vivos.

El equipo nacional mexicano no podrá relajarse en ningún momento en su tercer partido pues todas las buenas sensaciones y grandes reconocimientos que se le han hecho hasta ahora se podrían ir a la basura. Una derrota ante los croatas de Rakitic, Modric y Mandzukic los dejaría fuera del Mundial.

El empate en cambio le garantiza a los mexicanos a meterse a la ronda de octavos de final contra Holanda o Chile, ya se verá la semana que entra.

¿Puede el Tri tan competitivo que se ha visto en Brasil cuando menos empatar contra Croacia? Yo creo que sí. Pero no va a ser un resultado fácil. A los que dirige Nico Kovac les sobra calidad y tienen muchísimo talento ofensivo. Fueron robados en su primer partido, el de la inauguración en Sao Paulo el pasado 12 de junio, contra los locales brasileños. Y seguro se sienten con la capacidad de derrotar a los nuestros.

No creo que lo haga Herrera, pero si en una de esas le entraran los temores y optara por un planteamiento conservador, apostándole al empate, hay que dar por sentado que el Tri no jugará el cuarto partido. A Croacia hay que jugarle con atrevimiento y mucha fuerza anímica. Si bien en su historia futbolística han mostrado facetas de mucha garra, a este plantel lo que lo caracteriza es la finura y la clase.

El equipo mexicano tiene que apostarle al triunfo, es lo que más lo acercaría al punto que como mínimo requiere para seguir en Brasil. Será el momento no de Guillermo Ochoa, sino de los jugadores que están para meter goles y que hasta ahora han quedado relegados en protagonismo y responsabilidad.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo