A balón parado

Tigres, Pachuca y América… Los tres mejores, por mucho

Hablando de los últimos años, ahí está el América, peleando en cada torneo por ser campeón, desde que Ricardo Peláez está al frente del proyecto deportivo. Nadie le puede discutir a las amadas y odiadas Águilas esa condición de protagonistas.

Pero hay dos equipos, de filosofías muy diferentes, que las acompañan en este primer plano del futbol mexicano. Equipos que no se ponen de moda, planteles que no son producto de una buena racha o del acierto o la suerte de armar un buen conjunto con refuerzos de los que no se esperaba demasiado.

Me refiero a los Tigres y al Pachuca.

Uno y otro han sabido ser consistentes. Podrán ser o no campeones, pero ahí están, en los últimos años, peleando siempre por el título.

La Liguilla que se avecina los tendrá nuevamente como grandes protagonistas. Los universitarios han encontrado en su entrenador Ricardo Ferretti al hombre que unifica y dirige un ambicioso proyecto. Siempre quieren tener a los mejores jugadores y si tienen que traer a estos de una liga tan lejana, como la francesa, van por ellos. En el caso de los Tuzos se basan más en su prolífica cantera aunque siempre bien apuntalada por extranjeros bien seleccionados, que llegan tras ser observados y estudiados durante varios meses o años.

Será muy difícil que Tigres, Pachuca y América, trabajando de esta manera, se queden no en este torneo, sino en los futuros, sin entrar a una Liguilla y además sin posibilidades de ganarla.

Todos los demás equipos son irregulares. Rayados de Monterrey y León, por ejemplo. Los primeros, pese a la enorme inversión que los sostiene, están prácticamente fuera de la fase final de este torneo. El León tendrá que pelear con todo en estas dos jornadas que restan para meterse. De los Xolos, actuales superlíderes, hay que destacar la irregularidad en los últimos años, si bien pueden ser campeones a principios de diciembre. Lo mismo se puede decir de las Chivas. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo