A balón parado

Ni Chivas, ni los otros tres se han salvado o condenado aún

No entiendo el apresuramiento que registro por todos lados para dar por concluido el tema del descenso cuando todavía faltan 7 partidos a la fase regular del campeonato. Es decir, cuando restan 21 puntos por disputarse.

Ninguna afirmación procede.

Ni los Leones Negros estaban descendidos hace tres semanas, antes de ganarle al América en el Estadio Azteca… Ni están del otro lado ahora cuando han acumulado tres triunfos consecutivos.

Tampoco se han salvado las Chivas, que si bien parecen haber despertado obteniendo victorias muy importantes, como la del sábado pasado ante el Puebla, siguen en absoluto riesgo, como lo estuvieron hasta el minuto 72 del juego ante los camoteros, poco antes de que Érick Cubo Torres empatara a uno.

Es el mismo caso del Puebla que dirige José Guadalupe Cruz… Y tampoco el Veracruz, pese a su condición de sublíder y sólo haber perdido un partido hasta el momento, puede estar tranquilo, trasladando objetivos.

El tema del descenso seguirá viéndose, en la versión más realista, jornada tras jornada.

Lo incuestionable es que Leones Negros ha tomado el control de su destino. Y que el Puebla es el que aparece con la mayor de las desventajas.

Los del Chepo de la Torre van contra el Toluca, Atlas, León, Tijuana, América, Tigres y Morelia. El Puebla contra Pumas, Toluca, Leones Negros, Atlas, Pachuca, León y Santos.

Y lo de Alfonso Sosa, además de enfrentar a Puebla y Veracruz, lo harán contra Jaguares, Pumas, Pachuca, Santos y Cruz Azul.

Los Tiburones van contra América, Tigres, Morelia, Jaguares, Pumas, Leones Negros y Pachuca.

El drama está garantizado. No hay garantía de que alguno de los cuatro no se caiga o que algún otro no reviva. En este torneo, marcado por el riesgo que nunca habían corrido las Chivas, todo puede pasar. Hasta que alguno de estos cuatro se quede con el campeonato. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo