A balón parado

Bienvenido el nuevo Papá Chiva

Entiendo la molestia y el desconcierto que ha generado el que Chivas haya decidido prescindir de un equipo de trabajo que, en general, otorgó buenos resultados en el área de fuerzas básicas.

Pero también entiendo que se presenten aires renovadores cuando esto se realiza a partir de la llegada de incuestionables figuras, con trayectoria y méritos reconocidos, para sustituir a los otros.

Creo que es el caso de Albert Benaiges, quien ayer fue presentado por Rafael Puente como el nuevo responsable de la formación de jugadores en los rojiblancos.

Benaiges tiene una historia muy interesante, tanto personal como profesional. Nació y vivió en México sus primeros 15 años de vida. Regresó al país de sus padres, refugiados de la Guerra Civil Española, tras otorgárseles una amnistía por el gobierno de Francisco Franco. Volvieron en el barco “Covadonga”, que zarpó de Veracruz rumbo a Bilbao.

Tras unos años como discreto jugador de futbol, Benaiges encontró muy pronto su real vocación, la de entrenador, pues a los 18 años empezó a dirigir a la Unión Deportiva Santos. En este club estuvo 18 años, hasta que en 1991 lo fichó el Barcelona para su estructura formativa.

Ahí en el Barça le tocó recibir y formar a jugadores como Xabi Hernández, Andrés Iniesta y Lionel Messi…. Hasta 17 jugadores entrenados por él llegaron a formar parte del primer equipo. Trató muchísimo también a, entre otros entrenadores, al ya mítico Pep Guardiola.

Basta para saber la importancia que este hombre jugaba en La Masía del Barça, el enterarse que Iniesta lo considera un segundo padre.

Lamento pues que se hayan tenido que ir de Chivas los Ortega, los Real, los Ledesma y los Pajarito… No pueden recibir más que un buen trato y un gran reconocimiento. Pero se ve que el que ocupará su lugar está absolutamente capacitado y legitimado. Así que hay que darle la bienvenida en este regreso al país donde nació. Ojalá que aporte todo su conocimiento para formar grandes jugadores.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo