A balón parado

¿Por qué Baños y Cantú permiten los partidos "moleros"?

Hoy se impone una crítica a quienes desde el papel de directivos vienen manejando a la selección mexicana de futbol.

Olvidémonos un poco de Juan Carlos Osorio y los jugadores en quienes se centra habitualmente la crítica.

¿Quién es el responsable de que previo a un torneo importante, como lo será el Hexagonal de la Concacaf que definirá a los equipos de la región en el Mundial de Rusia 2018, se determine jugar dos partidos de preparación contra Nueva Zelanda y Panamá? La selección panameña, justo la que a mediados de noviembre próximo se medirá en la fecha dos del Hexagonal al equipo nacional.

Insisto: ¿a quién se le ocurre? Ir a mostrarle las armas al enemigo, un rival por cierto que se le ha dificultado en serio a la selección en los últimos enfrentamientos.

¿Y Nueva Zelanda? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué le va a aportar este enfrentamiento de forma efectiva, cualitativa al equipo de Osorio? Nada. Absolutamente nada.

¿No se habían comprometido directivos de esta misma camada (Guillermo Cantú y Santiago Baños son parte del mismo proyecto desde hace años), a exigirle a la empresa Soccer United Marketing (organizadora de los partidos amistosos de la selección nacional en los Estados Unidos), conseguir rivales fuertes y competitivos? Pues todo lo dejaron de lado. Pareciera que están a la espera solo de que algún crítico baje la guardia o se distraiga para volver a la posición acomodaticia y mediocre que en nada ha contribuido a que la selección mejore.

¿Dónde están Santiago Baños y Guillermo Cantú? ¿Dónde estuvieron cuando a esta empresa promotora y organizadora se le ocurrió firmar a Nueva Zelanda y Panamá como rivales para dos juegos de preparación fundamentales? A veces es preferible no jugar si no hay garantías de que los juegos servirán. Así es mejor dejar a los jugadores descansar, desempolvarse, quitarse el fastidio del viaje y la concentración. Y el riesgo de que, además, queden muy mal dando una actuación deficiente

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo