A balón parado

Bájenle a la truculencia ¿Qué infidencia cometió el "Piojo"?

Entiendo que Jesús Corona se sienta traicionado por Miguel Herrera, quien en una entrevista televisiva decidió contar la conversación que ambos sostuvieron cuando el portero del Cruz Azul fue enterado que el portero titular durante el mundial sería Guillermo Ochoa.

Si Corona está molesto o sentido con el que fuera su entrenador, sin duda es noticia.

Lo que no entiendo es que se recrimine a Miguel Herrera por decidir contar lo que para mi gusto se debe de contar. Y menos entiendo que quienes amonesten o censuren al Piojo sean periodistas.

¿Qué no se supone que los periodistas buscamos que se de a conocer información sobre hechos relevantes? Por supuesto que resulta muy periodístico saber qué pasó con ese asunto, el principal conflicto del entrenador para definir a su once titular. Ochoa y Corona habían exhibido un nivel realmente muy parejo.

¿Qué sucedió finalmente? ¿Qué hizo al entrenador inclinarse por Ochoa y no por Corona? ¿Cómo reaccionó Corona, qué dijo?

Ahora resulta que el tema era un secreto de estado. Por favor. En lo que Miguel le cuenta al periodista de Foro Tv yo no escucho ninguna historia truculenta en la que alguno se pueda declarar balconeado con alguna intimidad o con alguna situación penosa. Bajémosle un poco.

En lo que Miguel cuenta que le preguntó Corona y lo que él dice que le respondió veo algo muy digno, de ambos.

Además me extraña que los sorprenda el carácter extrovertido del muy buen entrenador de futbol que es Miguel. Él siempre está unas rayitas más arriba que todos en cuanto a su necesidad de comunicar y de transparentar las cosas. Y los periodistas, en principio, somos los primeros beneficiados de ello.

Ya sabrá el Piojo cómo acercarse con Corona y arreglar el tema. De verdad no creo que el asunto deba situarse en donde lo están queriendo fijar. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo