A balón parado

¿Por qué el América no es la potencia de la Liga Mx?

¿Qué tiene que suceder en el futbol mexicano para que uno o dos o hasta tres equipos de la Liga se muestren como verdaderas potencias dominantes?

¿Por qué ninguno de los considerados “grandes” (América, Chivas, Cruz Azul y Pumas), los cuatro equipos que monopolizan el gusto de los aficionados y pueden presumir de presencia nacional, no puede alcanzar esta categoría?

Una cosa es que a muchos o a la mayoría nos resulte hasta saludable que exista una paridad en la Liga y que de verdad cualquiera pueda ganar, y otra muy pero muy distinta es que esos cuatro equipos que cité o algunos otros más, no pretendan torneo a torneo ganar.

Quitemos al Cruz Azul que sufre desde hace algunos años una crisis dirigencial que se manifiesta en pésimos resultados… Quitemos también a los Pumas cuyo perfil de propiedad no permite disponer de grandes cantidades para invertir en refuerzos y han visto cómo su cantera formadora de talento se derrumba… Pongamos con asterisco notable a las Chivas del Guadalajara cuya decisión de solo jugar con mexicanos los limita seriamente, digan lo que digan sus directivos.

Entonces nada más queda el América que cumplió ayer 100 años de vida. El equipo pertenece a uno de los empresarios más prominentes de México. Emilio Azcárraga, el dueño entre muchos otros negocios de Televisa. Un empresario joven, enamorado de su equipo de futbol. Reúne pues todo lo que un equipo de futbol necesita para convertirse en el más ganador del futbol mexicano.

Pero no lo es. El América no es una potencia, no es el equipo que domine la Liga Mx. ¿Por qué? ¿Porque sus directivos e integrantes ocasionales no quieren o no pueden?

Estoy seguro que es porque su propietario no se ha convencido de que tendría que caminar por esa ruta y entonces invertir mucho más que los demás en todos los campos. El América gasta prácticamente lo mismo que unos Tigres o unos Rayados de Monterrey. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo