A balón parado

Este América, sí pinta como gran favorito

A diferencia del Cruz Azul que todavía tiene mucho que mostrar con sus seis nuevos refuerzos, el América sí que luce verdaderamente potente con las tres incorporaciones definidas por Ricardo Peláez e Ignacio Ambriz. Parecen justo lo que este equipo necesitaba para renovarse.

Las Águilas optaron por un defensor, el paraguayo Bruno Valdez; un volante por derecha, el ecuatoriano Alex Ibarra y por un centro delantero, el argentino Silvio Romero.

Me basta un partido, el que jugaron la tarde del domingo pasado en Chicago contra el León, para concluir que los tres aportarán cosas positivas. El paraguayo es polivalente y rápido, seguro en sus desplazamientos puede actuar como lateral derecho o como central. El ecuatoriano es rapidísimo, vertiginoso casi cuando toma el balón por su sector, el derecho, aunque también tiene habilidad para cortarse al centro. Y del goleador argentino hemos tenido, en su paso por Jaguares de Chiapas, muestras reiteradas de su efectividad y oportunismo.

Va a tener de esos problemas felices que resolver Ambriz cada semana. Pues en defensa tiene a Paul Aguilar, a Paolo Goltz, a Pablo Aguilar… jugadores también de eficiencia demostrada; y por el sector derecho cuenta con Arroyo y Quintero… Y en el eje del ataque se supone que el titular es Oribe Peralta.

Se nota más fuerte este América que el del torneo pasado. Hay que ver cómo vienen los equipos que en los últimos años han sido serios contendientes, como Pachuca, León, Tigres y Monterrey. Este equipo americanista y su afición pueden soñar con el campeonato en México, pero difícilmente –hay que decirlo también–, con algo realmente notable en el Mundial de Clubes de Japón. Para ello se requieren una o dos figuras de un nivel superior, algo para lo que o no les alcanzó o no quisieron contemplar.

No descarto a ningún otro equipo como contendiente, inclusive el Cruz Azul, pero hay que verlos mucho más.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo