A balón parado

Ambriz, y el precio de dirigir a un equipo grande

Dicen que cuando el América pierde, el único que termina derrotado en realidad es su entrenador, Ignacio Ambriz... Y que cuando sucede lo contrario, como en los últimos cinco partidos de la Liga Mx, quienes triunfan son los jugadores.

Puede ser que así sea. Muchos americanistas no terminan por digerir el que Ricardo Peláez, máximo responsable deportivo en las Águilas, haya optado por un director técnico de perfil tan opaco, alguien que -hasta ahora-, no ha ganado títulos en esta faceta profesional. Alguien que tampoco se ha caracterizado por desarrollar un estilo de juego agresivo y vistoso a la tribuna.

Pero el poco o nulo crédito que le otorgan a Ambriz críticos y aficionados en su estancia americanista no es tan gratuito. Ganar cinco partidos de Liga de forma consecutiva lo logró el torneo anterior y su equipo no obtuvo título alguno. El América quedó fuera de la Liguilla en semifinales, contra los Pumas y fue a Japón, al Mundial de Clubes, sólo a exhibir sus limitaciones de juego y de disciplina.

Lo que Ambriz debe hacer es ganar campeonatos. Por lo pronto, el de la Concachampions que se jugará los próximos 20 y 27 de abril, a visita recíproca, jugando el de vuelta en el Estadio Azteca contra los Tigres. Hasta entonces el ex jugador del Necaxa recibirá el pleno respeto como entrenador. Luego, en mayo, llegará la Liguilla, donde tiene su sitio asegurado y tendrá como seguros rivales a equipos como el Monterrey, el Pachuca, León y en una de esas el mismo Cruz Azul. Lo único que se espera de él es que gane el campeonato, como recientemente lo hicieron para el América, Miguel Herrera y Antonio Mohamed. Se le reclamará además (si es que consiguen su lugar nuevamente en el Mundial de Clubes), hacer un papel destacado y no quedar eliminado a las primeras de cambio.

Es el tema con cualquier entrenador que llegue a un equipo grande sin tener como patrimonio uno o varios campeonatos en su bolsillo. Hasta entonces, aunque a algunos les parezca excesivo, cada que su equipo gane el mérito será de las figuras de su plantilla. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo